Refrigeración magnética

Electronica molecular

los problemas de refrigeración, una solución magnética atractiva
El zumbido del refrigerador, la electricidad-guzzling y el sistema de refrigeración pronto podría ser mucho más pequeños, más silenciosos y más económicos gracias a una aleación de metales exóticos descubiertos por una colaboración internacional de trabajo en el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST) y el Centro de investigación de neutrones (NCNR) .*

La aleación puede ser un material largo tiempo buscado que permita la refrigeración magnética en lugar de los sistemas de compresión de gas utilizado para la casa de refrigeración y aire acondicionado. La técnica de la refrigeración magnética, aunque utilizada por décadas en la ciencia y la industria, todavía tiene que encontrar su aplicación en el hogar debido a obstáculos técnicos y ambientales, pero con la colaboración del NIST pueden ser superarados.

La Refrigeración magnética se basa en los materiales llamados magnetocalorics, que calientan para arriba cuando están expuestos a un campo magnético de gran alcance. Después de refrescarse por el calor que irradia este, el campo magnético es eliminado, y su temperatura baja de nuevo, esta vez de manera espectacular. El efecto puede ser utilizado en un clásico ciclo de refrigeración, y los científicos han alcanzado temperaturas de casi cero absoluto de esta manera. Dos factores han mantenido fuera a la refrigeración magnética, el mercado de consumo: la mayoría de magnetocalorics que funcionan cerca de la temperatura ambiente requieren de un alto el costo, siendo este prohibitivo por los metales tales como gadolinio y el arsénico, siendo una toxina mortal.

Pero los compresores de gas convencionales de los frigoríficos tienen sus propios inconvenientes. Utilizan hidrofluorocarbonos (HFC), los gases de efecto invernadero que contribuyen al cambio climático si se escapan a la atmósfera. Además, cada vez es más difícil mejorar la refrigeración tradicional.

La eficacia del ciclo de gas casi al máximo, dijo Jeff Lynn de NCNR. La idea es sustituir este ciclo con otra cosa.

D. Liu, M. Yue, J. Zhang, T.M. McQueen, J.W. Lynn, X. Wang, Y. Chen, J. Li, R.J. Cava, X. Liu, Z. Altounian and Q. Huang. Origin and tuning of the magnetocaloric effect for the magnetic refrigerant MnFe(P1-xGex). Physical Review B. Vol. 79, 014435 (2009).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *