La trascendencia que ha tenido la robótica en nuestro mundo actual, es indiscutible. Lo mismo se puede desarrollar un robot sencillo como uno con la capacidad de llevar a cabo tareas de índole humana. Con el paso del tiempo estos humanoides serán tan completos que llegarán a ser tan humanos, o casi tan parecidos a los humanos, en apariencia, por supuesto.

Desde hace muchos años el ser humano ha desarrollado máquinas capaces de moverse por si mismas, con la ayuda de la electrónica y la mecánica.

Fue en los siglos XVII y XVIII que en Europa se construyeron muñecos mecánicos con características robóticas.

A mediados del siglo XVIII Jacques de Vauncansos construyó varios músicos de tamaño humano. Básicamente se trataba de robots mecánicos diseñ ados para la diversión.

También en el año 1805 se construyó una muñeca que era capaz de hacer dibujos, su creardor, Henri Maillardert. En esta se utilizaban levas para llevar a cabo la acción de dibujar.

En la actualidad se hace uso de la electrónica y programas computarizados, microcontroladores, etc., para el desarrollo de robots, además de sensores, motores y partes mecánicas para llevar a cabo la ejecución de los movimientos.

Pero hay algo que no debemos de olvidar, el cerebro humano es difícil de imitar, por lo mismo considero que no habrá un robot que pueda emularlo tal cual. Podremos verlos en su forma humana, pero no pensando como nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *